P e n t e c o s t e s  

    

     

 El   día  de  Pentecostés,  el  Espíritu  de   la promesa  se   derramó  sobre los discípulos, reunidos  todos  en  un    mismo  lugar ,  que  lo   esperaban “perseverando en la oración  con un mismo espíritu”.

 PRINCIPAL                                         siguiente