El día 13 de mayo del presente año, llegó a nuestra casa de formación de Trujillo nuestro querido Padre Romano, Vicario del Vicariato de San Agustín de Apurimac.
Llegó con el propósito de visitar, acompañar y animar a los jóvenes formandos para el Vicariato de Apurimac.
En su breve visita de tres días, el Padre Romano se reunió con los Profesos y neoprofesos, donde compartió su experiencia pastoral y les animó a que sigan adelante con mucho entusiasmo y alegría.
Posteriormente se reunió, también, con los jóvenes prenovicios del Vicariato, donde les hizo recordar la experiencia de San Agustín y les animó a seguir adelante, estudiando y descubriendo la hermosa experiencia religiosa que les tocará vivir.  

 PRINCIPAL               siguiente            anterior