Ver todas las Fotos


DOMINGO DE RAMOS


Una burra y su cría, unas cuantas ramas hechas de palmos; algarabía, devoción y entusiasmo brotaba de los corazones de la gente de nuestra parroquia de Santa María, que se había agolpado en un parque donde íbamos a iniciar la celebración del domingo de Ramos. Así, en este aire festivo, con cantos de alabanza, llenos de alegría y júbilo empezamos la Semana Santa, caminando con nuestro Señor Jesús en su entrada triunfal a Jerusalén.  Nosotros, la comunidad de formación, apenas habíamos terminado nuestro retiro de comienzo de ano. Estábamos con las "las pilas nuevas", ansiosos de compartir con los feligreses de las zonas, que previamente nos designaron para trabajar, nuestra experiencia de fe e invitarles a acompañar a Jesús en la travesía final que resume todo su ministerio: su pasión muerte y resurrección por nosotros.


Ver todas las Fotos