Ver todas las Fotos

RETIRO PROFESOS


El lunes 14 de marzo la comunidad de profesos de Trujillo, junto con el Padre Francisco Barr, (quién nos dio el retiro) salimos bien de mañana a una casa de retiros en Shiran donde íbamos a tener el retiro de comienzo de este año. Al llegar nos instalamos en unas cabañitas. A las 11: a.m. se empezó invocando la presencia del Espíritu Santo y la protección de Nuestra Madre la Virgen Maria para que nos guíe y nos acompañe en esta semana de ejercicios espirituales:

Posteriormente, empezamos con el primer tema sobre la amistad al estilo Agustiniano: "la amistad sólo es sincera si Dios nos une en Caridad". Llegar a profundizar en la amistad es, en definitiva, intimidar con el otro, llegar a contemplar el rostro de Cristo en el hermano que está a nuestro lado nos dijo, acertadamente, el padre. La temática del retiro consistía en charlas dadas por nuestro retirista, luego reflexión personal seguida por un compartir de experiencias de vida a la par con el tema. Los temas que se dieron fueron: Nuestra relación con Dios mediante la oración personal y comunitaria: aquí el padre puso énfasis en que nosotros como Agustinos estamos llamados a ser maestros de la interioridad. Reflexionamos, también, sobre la universalidad del amor, y el padre Francisco nos invitaba a reflexionar sobre el gran Amor que tuvo Jesús por todos nosotros sin esperar nada a cambio. Una frase emotiva sobre este tema fue "te necesito porque te quiero y no te quiero porque te necesito, y mi amor seguirá existiendo por siempre jamás."

Sin duda que estos temas fueron muy enriquecedores para nuestra formación espiritual, en especial, para seguir creciendo cada día más en nuestra vida de seguimiento a Cristo, en esa búsqueda del centro de nuestro existir.  El tema de nuestras relaciones afectivas con el prójimo, fue de gran profundidad y riqueza puesto que nos ayudó a entender aquello que, a fin de cuentas, no viene a ser sino el fundamento de nuestra vida: "la vida comunitaria en todas sus dimensiones". Hizo hincapié -el padre- sobre tener bien en claro cómo debe ser una relación fraternal, pero sobre todo -cuando la relación amical es con personas del sexo opuesto- cultivar verdaderas amistades. Esto nos llevó a reflexionar sobre qué clase de amistades tenemos. El mensaje fue claro: una llamada a revisar nuestra vida y seguir creciendo cada vez más en amor a Cristo, siendo fieles a nuestro compromiso como religiosos.

Finalmente reflexionamos sobre la "ecología comunitaria", haciendo referencia con estas palabras al ambiente fraternal en que vivimos. El sentido del tema iba por el lado de la no contaminación: con nuestras malas actitudes como el chisme, el susurro, el poco sentido común, la falta de caridad, el individualismo, etc, que no ayudan a fortalecer la comunidad. Por consiguiente, debemos trabajar por conservar la "ecología comunitaria", mantenerla verde, donde se haga cada vez mas fecundo el amor y la amistad.  Antes de culminar el retiro, el padre Francisco en la misa de clausura, nos invitó a acogernos bajo el regazo de la Virgen María, la Madre de Jesús, e implorar su intercesión y bendición en nuestro caminar diario hacia nuestro compromiso como seguidores de Agustín de Hipona.


Ver todas las Fotos