Ver todas las Fotos

VISITA A LA HUACA
DE LA LUNA


En estas vacaciones, los hermanos que no fuimos de pastoral, tuvimos la suerte de conocer algo más acerca de nuestra cultura, específicamente de los restos arqueológicos de las culturas que se ubican al norte del país, como son la cultura Chimú y la cultura Moche. Estuvimos acompañados para esta experiencia de un arqueólogo que nos fue explicando y ampliando nuestro conocimiento acerca de nuestros antepasados. Visitamos los diferentes sitios arqueológicos que se encuentran en la ciudad de Trujillo

En nuestra visita a la Huaca de la Luna, se nos explico que las investigaciones empezaron gracias al descubrimiento de relieves policromos realizados en 1990 por el restaurador Ricardo Morales. Los objetivos del Proyecto son la Investigación, conservación y puesta en valor del monumento arqueológico, ubicado en el complejo Huacas de Moche, uno de los sitios prehispánicos más importantes del norte del Perú. Las huacas del sol y de la luna constituyeron el centro del poder de los mochicas, que se desarrolló entre el año 100 y 900 después de Cristo. Actualmente el complejo arqueológico, también conocido como Huacas de Moche, abarca unas 60 hectáreas de extensión. En la antigüedad la cultura moche se desarrolló en 15 valles que abarcaban desde Piura hasta Ancash. Ambas huacas están separadas por una explanada de unos 500 metros, donde aún se conserva bajo tierra el centro urbano que albergó a la élite moche. En las últimas excavaciones se ha podido encontrar dentro de esta explanada dos lugares en donde se cree que se ubicaban los artesanos y los orfebres que dedicaban su trabajo a las deidades.

Los objetivos alcanzados permiten ofrecer al Perú y al mundo la posibilidad de conocer un gran templo antiguo, donde los visitantes encuentran un ambiente cómodo y seguro, para gozar de la belleza y autenticidad de los valores culturales que allí se conservan, y viajar imaginariamente hacia al grandioso pasado del milenario pueblo Mochica.

 

Ver todas las Fotos