Fotos de Instalación de Ministerios

Fotos de la Cena de Bienhechores

Fotos de Dedicación del Nuevo Altar

Fotos de la Misa en el Templo San Agustín

 

 

Triduo en Honor de Santo Tomás de Villanueva
450 Aniversario de su Muerte


Tomando en cuenta el aniversario especial que marcamos en 2005 de la muerte de Santo Tomás de Villanueva y su significación dentro del contexto del Jubileo Agustiniano, la comunidad de Trujillo, dedicado bajo la protección del este obispo de los pobres, celebrada varias actividades en un Triduo en honor del santo.

Comenzando el 8 de octubre en la mañana seis hermanos profesos recibieron los ministerios de lector y acolitado como parte de su su proceso de formación. Hermanos en el segundo y tercer año de teología fueron instalados en el ministerio de lector y Hno Alberto, el único en cuarto año de teología fue instalado con acolito. Luego el mismo día en la noche celebramos vísperas con los bienhechores de la comunidad, seguido por una cena de agradecimiento a ellos. Son personas que brindan una atención especial en nuestras dos parroquias en Trujillo, o personas que ofrecen sus servicios profesionales en forma gratuita. Son una parte importante en la misión de nuestra casa de formación en Trujillo.

El día 9 de octubre, para las primeras vísperas de la fiesta, se realizó la dedicación del nuevo altar en la capilla que fue inaugurada en año pasado. El altar fue una donación de una familia bienhechor en los EE.UU. y fue hecho a mano en los talleres del Proyecto Matto Grosso, que los Salesianos tienen cerca de Huaráz. Es un proyecto que apoya el fomento de trabajo entre jóvenes muy pobres de esta zona de la sierra.

Finalmente, para el día central la comunidad se trasladó al templo San Agustín en el centro de Trujillo. En una misa presidida por el P. Toño Coquis de la provincia peruana, miembro de la comunidad agustiniana de Chiclayo, la comunidad realizaba un acontecimiento histórico. El templo San Agustín tiene mucha historia por nosotros ya que desde allá salieron para evangelizar todo la sierra de la Libertad. De este convento se fundó el convento de Guadalupe, que posteriormente sería la fuerte de muchos evangelizadores para la sierra. También en este mismo templo, Santo Toribio ordenaba obispo de Quito a nuestro hermano Fray Luis López de Solis, una de las figuras más destacadas de la época. El templo tiene un altar dedicado a Santo Tomás en la cual mucha gente acude todos los días para pedir su intercesión. Desde que la orden salió del este convento alrededor de 1825, parece que nunca más realizaba una misa en este lugar histórico como comunidad. Entonces para volver para esta fiesta fue muy significativo y un momento de gracia para todos. También presentes en la misa fueron las dos comunidades de agustinos seculares que tenemos en nuestras parroquias. Terminando la misa todos fueron invitados para nuestra casa para compartir una ligera comida de bocaditos en un espíritu muy fraterno.