Ver todas las Fotos

Juramentación y Entrega de Título de Nacionalidad Peruana


Después de dos años de tramites el día 27 de octubre, el Padre Juan Lydon hizo su juramentación como nuevo ciudadano peruano. También en la misma ceremonia la Sra. Susanza Zeidan, natural de Belén, Palestina, fue recibido como nueva peruana.

La ceremonia consistía de lo siguiente:

  1. Himno Nacional del Perú
  2. Lectura de las Resoluciones Supremas que otorgan la Nacionalidad Peruana
  3. Juramentación y entrega de Títulos de Nacionalidad Peruana
  4. Palabras de Agradecimiento
  5. Palabras del Sr. Director General de Migraciones y Naturalización, Gral PNP Diómedes Hernán Díaz Horna
  6. Felicitación de la concurrencia
  7. Brindis de Honor

Fue un día muy significativo para el P. Juan y acompañándo del Pacaipampa fue el P. Juan Eberty Seminario, de Trujillo el P. Gioberty Calle y de Lima el P. Aquilino Gonzalez y la Sra. Carmen Chang y Jhony Condezo, trabajando por el mes como chofer en la comunidad.

P. Juan fue invitado de ofrecer las palabras de agradecimiento al concluir la juramentación (limitado a 3 minutos) que se reproduce abajo:

Palabras de Agradecimiento
Muy estimado General Diómedes Hernán Horna, Director General de Migraciones y Naturalización, Coronel Mario Nuñez de Larco, Director de Nacionalización, Lic. Norma Ramirez Castillo, Sub Director de Naturalización, Sra. Susana Zeidan Kahhat, mi nueva compatriota, y todos amigos, familiares y oficiales aquí presentes.

José María Aguedas escribió sobre el país de Todas las Sangres y aquí hoy podemos dar testimonio de esto. Una, señora Susana nacido en Belen, y el que habla, nacido en otra parte del mundo, Canadá, estamos aquí para formar parte del pueblo de Todas las Sangres.

Hace 23 años llegué al Perú como un voluntario para nuestra misión en Chulucanas y ofrecí quedarme uno o dos años. Pero Dios tenía otro plan y he quedado todos estos años, y me he identificado tanto con el pueblo del Perú que sentía que era hora de hacerme compatriota de los muchos que me han dado su cariño y su ejemplo en este país maravilloso.

Creo que las palabras de un canto religioso, titulado Danza de Mi País, expresa los sentimientos que me ha llevado a este día. Permíteme compartir la letra de la canción:

Vivo en un país maravilloso,
lleno de riqueza y voluntad.
Dios pintó mi alma blanca y rojo
y por nada cambio este lugar.
Mi pueblo es valiente y generoso,
pobre pero rico en dignidad,
y ni el sufrimiento, ni el enojo
le han hecho que deje de danzar
A así danza, danza, danza con sus penas,
con sus alegría, con su caminar:
Danza, danza, danza porque espera
que el Dios de la vida lo liberad.

Así puedo decir que el corazón de este pueblo rico en dignidad me ha tocado. San Agustín habla del dardo de amor que penetra el corazón y así está representado en el escudo de la Orden religiosa de la cual pertenezco. El hace referencia al amor de Dios y al poder de Su Palabra, pero la misma imagen puedo usar para explicar la motivación que me lleva a este día tan significativo. El pueblo peruano, con su cariño, su generosidad, su valentía frente a los grandes desafíos que hemos vivido en estas dos décadas, ha penetrado en mi corazón y me siento identificado con ello. Por eso hoy es un día de mucha alegría y significación para mí.

Mañana es la fiesta del Señor de los Milagros y creo que es muy apropiado hacer el juramentación de nacionalización en las vísperas de esta gran fiesta que marca el alma del pueblo peruano. Es la imagen que siempre nos hace recordar el gran amor que Dios tiene por el Perú, él siempre está a su lado invitándonos de apostar todo lo que podemos dar para que crezca aquí el reino de su amor. Es tarea de todos los peruanos y ahora me siento orgulloso de poder contarme entre ellos. Compatriotas, juntos, como dice la letra del himno del Señor de los Milagros... Hagamos grande nuestro Perú.