NUESTRO NUEVO HOGAR


Después de haber vivido un año en el cálido ambiente loretano, once hermanos venidos de diferentes partes del país, nos congregamos en la primaveral ciudad  trujillana para comenzar con desdén e ilusión el primer año de filosofía en la casa de formación “Santo Tomás de Villanueva”, bajo el carisma de vivir, tener un sola Alma y un solo  Corazón orientados hacia Dios, según San Agustín.

Nuestra ilusión y sueño es llegar a ser algún día no muy lejano Religiosos y o Sacerdotes bajó el carisma de San Agustín.  Va nuestra súplica a Dios y nuestra petición a toda la comunidad eclesial para que tengamos siempre en la mira  hacer solamente la voluntad de Dios.