Ver todas las Fotos


DOS NUEVAS BENDICIONES


Morropón es una ciudad calurosa y acogedora, tierra del tondero (danza regional) y la cumanana (verso jocoso en rima).  Pertenece a la diócesis de Chulucanas.  Su hermoso templo colonial de San Isidro Labrador se ha convertido en un lugar apropiado para las destacadas celebraciones de fe.

El 29 de abril, Fray Wilder y Tito hermanos agustinos han sido llamados por Cristo a seguir su mismo camino. Después de una larga tarea de preparación – formación inicial  en la casa de formación de Trujillo, hoy ellos son consagrados como otros Cristos para guiar a su pueblo al estilo de San Agustín. Ellos tuvieron que pasar una serie de pruebas para conocer el amor de Dios, y así siguieron fieles a su llamado.  La Ordenación Sacerdotal de estos hermanos se llevó a cabo a las 10:00 a.m. en el templo  parroquial con una gran cantidad de fieles, quienes hacían notar un rostro de espera alegre para celebrar este gran acontecimiento. La ceremonia fue presidida por Monseñor Daniel,  obispo agustino, Ordinario de  la Diócesis de Chulucanas.

En la homilía monseñor felicitó a  estos dos hermanos por su constancia para conocer-amar a Cristo  y los tomó como ejemplo para aquellos que son llamados a ejercer el servicio en la iglesia. En el inicio del rito de ordenación los dos hermanos fueron llamados por nuestro Vicario el P. Ricardo Palmer,  y ellos contestaron en seguida a las preguntas que monseñor les hacía. Después se postraron y hemos entonado con devoción las letanías de los Santos, luego fueron revestidos por sus padrinos, con sus ornamentos propios y en seguida,  el Monseñor ungió sus manos con el Santo Crisma.  La gente con cariño y emocionada los aplaudió.  Los nuevos sacerdotes reflejaban el gozo en sus rostros. Después fueron llamados al presbiterio, para acompañar al obispo y demás sacerdotes  en la consagración del pan y del vino. Uno cogió la patena y el otro el cáliz y fueron elevados a Dios.  Posteriormente ellos repartieron el Cuerpo de Cristo.

Al concluir la Eucaristía Monseñor Daniel felicitó a estos hermanos recién ordenados. El P. Ricardo Palmer recordó a los fieles como ellos llegaron al Centro de Formación a Santo Domingo y el mismo fue su formador que les apoyó todo ese año, así como también en el proceso de su formación. Después ellos tomaron la palabra. El P.  Wilder  en un momento de  emoción se manifestó a los fieles con sus emotivas palabras - Estoy contento y agradezco a los formadores, hermanos y amigos - . En ese instante trajo a su memoria a su difunta mamá y  su difunto hermano quienes desde del cielo están ayudándolo. Llamó a todos a que oren por su vocación para.  Después lo hizo el P. Tito quien mostró alegría en su rostro y agradeció a sus formadores, familiares y amigos. También  hizo un llamado  a los fieles para que oren por su vocación. Al final hubo un espacio para que los dos recibieran las congratulaciones y ofrecieran las bendiciones a los asistentes, de modo especial a sus  familiares y amigos.

Sólo nos queda orar por estos nuevos sacerdotes consagrados a Dios, para ayudarle en su servicio a la iglesia y al mundo. El Vicariato de San Juan de Sahagún de Chulucanas en la persona de su Vicario, manifestó su profunda gratitud a Dios y a quienes han sido parte importante hasta el momento actual de su formación.


Ver todas las Fotos