Fotos de Domingo de Ramos en Santa María

Semana Santa:

Domingo de Ramos

Jueves Santo

Viernes Santo

Sábado de Gloria

Domingo de Ramos en Trujillo


En la semana santa se celebran los misterios de salvación  realizados  por Cristo en los últimos días  desde su entrada mesiánica  en la ciudad de  Jerusalén.

La semana santa comienza con el Domingo de Ramos de la pasión  del Señor y hoy en la actualidad  celebramos, y lo hacemos viva  y eficaz esta celebración.

 El  día de  hoy se realizo dicha celebración en la capilla San Nicolás de Tolentino, como  en otras  parroquias, con la participación de todos los fieles de, Casuarinas y del  Sol,  y totalmente convencidos que  el Señor  habitaba dentro de  nuestros corazones,  Iniciamos la celebración del Domingo de Ramos en el Parque de las Llaves - Casuarinas a las  8 de la mañana con la bendición de los ramos por el padre Isaías  Jiménez Cruz,  también hicimos una procesión que participaban las  cuatro zonas como son:

El Sol, Covidunt, Casuarinas y la cuarta etapa  de Santa Maria.

Durante la procesión los fieles  llevaba un ramo de palmas, y se podía captar  en la personas esa gran  oración a Dios, porque se daban cuenta que el ramo no era un simple objeto, si no que tenia un profundo significado de la participación gozosa en el rito procesional, es así pues que fuimos avanzando en procesión hasta llegar a la capilla de san Nicolás de Tolentino luego de recoger todas las cuatro zonas.

Al llegar a la capilla , se dio inicio a la  santa misa que fue precedida  por  el padre Isaias Jimenez Cruz los fieles muy contentos  de estar participado de esta alegraría con el Señor.

Al mismo tiempo en la Zona de Santa María el Padre Benjamín García presidía la celebración.  La bendición de ramos se inició a las 8 am en la losa deportiva de la zona San Vicente, atrás de la casa de formación y luego se inició la procesión hacia el templo de la zona.  Mucha gente participó en la procesión moviendo sus ramos en el aire como signo de alegría por la entrada del Señor a la ciudad de Jerusalén. La lectura de la Pasión del Señor subrayó que esta entrada triunfante era solo el comienzo de una semana de reflexión y celebración del misterio pascual.