Ver Fotos

Retiro de Profesos 2008


“…Ha resucitado de entre los muertos y ya se les adelanta camino a Galilea. Allí lo verán ustedes” (Mt. 28, 7).
¡Que alegría! empezamos el año, y como ya es tradición en la comunidad de formación de Trujillo, iniciamos el año llenando nuestras alforjas de energías positivas y así seguir dando respuesta a la invitación que cada día nos hace el Señor, de escuchar su voz y seguir sus huellas, él que es el buen pastor que da su vida por sus ovejas; “estén despiertos y oren para no caer en la tentación, pues el espíritu es animoso y la carne es débil” (Mc. 14, 38)

Los profesos de esta casa de formación, acompañados por nuestro formador R.P.Fr. Benjamín García Franco OSA, tuvimos nuestro retiro los días 17 al 21 de marzo, en la casa de retiros Galilea que esta ubicada en el distrito de Tortugas en Chimbote. Este año el retiro coincidió con la Semana Santa y estuvo motivado en un ambiente propicio para la reflexión de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo.
El retiro estuvo dirigido por el R. P. Fr. Alfredo Ramos Robles. OSA. de la Provincia de Michoacán (México), quien en sus meditaciones, aprovechando el ambiente propio de la Semana Santa resaltó temas como la interioridad, identidad y vivencia del carisma, la pertenencia a la Orden, entre otros.

Fr. Alfredo en sus reflexiones compartió con nosotros desde su experiencia de vida lo importante que es para un agustino asumir el compromiso que tiene con la Orden y hacerlo con mucha alegría, alegría que debe irradiar en la comunidad y de esta a la comunidad eclesial, y sobre todo nos llamó a tener en cuenta y a preguntarnos ¿cuál es la dirección fundamental de nuestra vida como religiosos?, ya que el mundo donde hoy nos movemos está avanzando rápidamente con pasos gigantes y acelerados para lo cual tenemos el deber y obligación de prepararnos bien en el aspecto espiritual, intelectual y social; ya que los fieles a quienes vamos a servir esperan mucho de nosotros.

Que la comunidad debe integrarse y fortalecerse cada día dejando de lado el individualismo, buscando siempre el bien común “amando a Dios y después al prójimo por que estos son los mandamientos principales que se nos han sido dados” (Regla 1). Cristo debe ser el centro y motor de cada una de nuestras comunidades, puesto que en esta tierra somos peregrinos en camino a la ciudad santa de la Jerusalén Celestial, por la cual, debemos esforzarnos en ser “perfectos como es perfecto el Padre que está en los Cielos” (Mt. 5, 48). Viviendo esta vida terrena sabiendo que hay otra Vida después de ésta, y no vivirla por querer vivirla.

Durante el retiro, después de las meditaciones de Fr. Alfredo, tuvimos espacios para la meditación personal y comunitaria, de integración y esparcimiento.

Damos gracias al P. Fr. Alfredo, que dejando sus labores pastores y comunitarias nos brindo gran parte de su tiempo dirigiendo nuestro retiro; y de forma especial a Dios por habernos honrado con la presencia del P. Fr. Alfredo y obrar a través de él.

Pedimos a Dios y a nuestra Santísima Madre del Buen Consejo nos sigan guiando e iluminando nuestro camino.

Fr. Reydin Rumi Alvarado More. OSA.