CURSO DE PRESEMINARIO


El año comenzó y también la preparación de nuestros cursos en el denominado PRESEMINARIO que tuvieron lugar en la casa de formación Santo Tomas de Villanueva-Trujillo fuimos diez los hermanos que llegamos de las tres regiones naturales del Perú y que hemos tenido una experiencia en los centros de formación de Iquitos, Santo Domingo y de Apurimac, que en enero de este año hemos iniciado las clases como una preparación para el examen de ingreso al U.C.T el 29 de marzo.

Las clases tuvieron una duración desde el 08 de abril hasta el 03 de marzo los profesores de muy buena preparación nos dieron lo mejor de si para incrementar nuestros conocimientos, los cursos que llevamos fueron esenciales como por ejemplo: Computación, ya que ahora no estamos ajenos a la tecnología y nos ayuda mucho en nuestros trabajos que realizamos en el seminario; Música, el cual aprovechamos al máximo, entre los instrumentos que nos enseñaron a entonar fue la guitarra y el órgano y esto por supuesto muy importante para nuestra pastoral; Comunicación, la carrera que hemos elegido requiere que nuestro conocimiento en este punto sea básico como la comprensión de lectura, redacción de documentos, e incrementar nuestro vocabulario; Matemática, en esta materia que es de mucha importancia para aprender y poner en practica nuestro razonamiento; Estadística, que es también para lograr fortalecer nuestro razonamiento, igual que la Matemática; Biblia, en nuestra vida que hemos optado es importante y esencial el manejo de este Libro Sagrado, saber en que contexto esta para centrarnos mejor en nuestras reflexiones; Teatro, un curso que nos ayuda a perder nuestra timidez, de esta materia trabajamos una escenificación y también mimos; Historia, nunca hay que olvidar nuestra procedencia, nuestros antepasados, ni tampoco a aquellos que dieron su vida por nuestra patria, así también nosotros hay que saber entregarnos del todo a Dios.

Este tiempo nos ayudo mucho para intercambiar ideas, pensamientos, visiones, anhelos, experiencias, en fin fue una etapa para conocernos ya que muchos no nos conocíamos aquí hemos llegado a saber un poco de cada uno de nosotros porque compartiremos y conviviremos por mucho tiempo, al igual que los profesores compartieron sus experiencias nosotros también les hemos trasmitido las nuestras, el saber compartir es algo para lo cual por naturaleza estamos llamados. Y así al tener un grupo con ideas diferentes nos hemos dado cuenta que juntos formamos un equipo, de aprender y enseñar a esos estamos llamados en esta comunidad.

Todos con un punto de vista, realidades, culturas y caracteres muy distintos pero todos a un solo punto, Dios; que para Él no existe diferencia entre nosotros y eso lo tenemos muy presente somos hijos de un mismo Padre Celestial.

Para llegar al final de este artículo llegamos a una conclusión: que estos meses no solamente nos sirvieron para elevar nuestro nivel intelectual, sino que, también elevar nuestro nivel espiritual, y social. Que Dios Padre nos siga iluminando en este camino que hemos decidido con libertad nos acompañe. (Max Litano Silva)